Que nuestros clientes no son todos iguales y que el 80% de la venta proviene del 20% de los clientes es algo que los ejecutivos de marketing sabemos.

A este respecto las buenas prácticas indican que es necesario diferenciar a los clientes permitiendo jerarquizar nuestras comunicaciones de acuerdo al valor de cada cliente y el objetivo que nos hemos planteado.

A través de una plataforma propietaria que gestiona comunicación a través de email marketing, mensajería de texto, call center y marketing directo postal implementamos comunicaciones jerarquizadas administrando los ciclos de relacionamiento con cada cliente y generando indicadores que miden el impacto en ventas o participación.