Pronto será ley en Chile que cualquier comunicación comercial directa deberá contar con “consentimiento previo” de parte de la persona a la cual se ha dirigido.
El titular del dato tendrá la facultad de exigir “una prueba” de que este consentimiento previo existe y si el consentimiento no está, podrá acusar a la empresa ante un ente fiscalizador que tiene la facultad de aplicar multas significativas al infractor.

Lo anterior obligará a las empresas a conseguir dicho “consentimiento” de sus clientes y administrarlo para poder exhibirlo en caso de que sea necesario.

En Publimail hemos desarrollado la capacidad de gestionar la obtención de permisos por cuenta de nuestros clientes y de administrarlos haciendo uso de plataformas especialmente diseñadas para estos efectos.