Porqué es importante anticiparse a la nueva ley de datos

Porqué es importante anticiparse a la nueva ley de datos

La implementación de la nueva Ley de Datos en Europa muestra que aproximadamente un 10% de los clientes autoriza el envío de comunicación por parte de las marcas; por lo tanto, es fundamental aprender a jugar con las nuevas reglas que se vienen.

Todo el movimiento del último tiempo sobre la privacidad de los datos en Chile, no es nuevo. Este es un tema que la Asociación de Marketing Directo viene liderando hace algunos años y que se ha visto acelerado por lo ocurrido con Facebook para las elecciones presidenciales y la nueva ley de datos de la Comunidad Europea.

En Chile existe una Ley de Protección de Datos de 1989 que es ambigua y difícil de fiscalizar. Se espera que esta nueva ley sea promulgada a finales del 2018 o el primer semestre del 2019. Ésta va a regular la forma en que una compañía se dirige comercialmente a un cliente o un prospecto, otorgando mayor control a los consumidores sobre su información y permitiéndoles decidir con qué empresa se quiere comunicar.

Hoy en día, cualquier empresa registra los datos de sus clientes o potenciales y les puede enviar comunicaciones de carácter comercial, estén o no interesados en recibirlas. A partir de la nueva ley, una empresa sólo podrá comunicarse con sus clientes para entregar información específica sobre el producto o servicio contratado, es decir, si un consumidor compró en una óptica lentes ópticos, la empresa no podrá enviarle información sobre la nueva colección de lentes de sol, a menos que el cliente lo haya autorizado también para esa categoría. Así mismo, las empresas que cuentan con diferentes marcas tampoco podrán enviar información cruzando los clientes de éstas, es decir, necesitarán la autorización por cada una de las marcas, no bastará con la de la empresa.

El legislador va a tener una oficina de protección de datos dónde se van a registrar todas las denuncias de los consumidores y la empresa tendrá que demostrar que cuenta con la autorización del cliente, de lo contrario, tendrá que pagar altas multas por su falta.  

En Europa, con la activación de la nueva Ley de Datos, a partir de abril de este año, las cifras muestran que aproximadamente un 10% de sus BDD de clientes han autorizado la comunicación con sus marcas. La gran mayoría de ellos no es que la rechacen, sino que simplemente se muestran indiferentes y no responden.

Los chilenos, como somos buenos para dejar las cosas para última hora, probablemente comenzaremos a realizar las modificaciones necesarias cuando la ley sea publicada. Afortunadamente, a partir de la puesta en marcha, las empresas tendrán un plazo de 2 años para adaptarse a las nuevas condiciones.

Por lo tanto, la recomendación para las empresas, es interiorizarse en la nueva ley y comenzar un proceso de autorregulación desde ahora, que le de ventajas cuando comience a operar.

Si quieres saber más sobre la nueva ley y comenzar a desarrollar desde ahora una estrategia de permiso con tus clientes, en Publimail te podemos ayudar.